Sepia a la plancha

 

 

ISO, VELOCIDAD, DIAFRAGMA Y UN POQUITO DE SAL

Sepia a la plancha

Hace poco me pidieron que incluyese en mi web recetas rápidas y fáciles de hacer. Y si de paso nos valen para la operación bikini, mejor que mejor.

Así que, Carmen, te hago caso. Aquí tienes una receta rápida y fácil.

Personalmente, lo único que no me gusta de esta receta, es tener que limpiar la sepia. Acabo con la pared de la cocina llena de salpicaduras negras y con una peste en las manos terrible. Así que, si os lleváis bien con el de la pescadería, pedirle que os las limpie, y os hará un gran favor.

Eso sí, la tinta, que ni se le ocurra tirarla. Aunque no la uséis para esta receta, siempre la podéis congelar y os vale para cualquier otra. Algún día publicaré un arroz negro que está para chuparse los dedos...

 

Los ingredientes:

- Una sepia por comensal. Al hacerlas a la plancha menguan mucho, así que no os asustéis.

- Leche

- Agua

- sal

 

Paso 1

Una vez que la sepia está limpia, sin cortarla, la vamos a dejar en un bol con leche hasta que la cubra. Cuanto más tiempo, mejor, así que si podéis dejarla una noche en leche dentro de la nevera, mejor.

Paso 2

Pasamos la leche y la sepia a una olla y le añadimos un poquito de agua, como la mitad de la cantidad de leche. Le echamos sal y la ponemos a hervir.

Paso 3

Una vez que hierva unos cinco minutos, la sacamos del fuego y la colamos.

Paso 4

Ya podemos hacerla a la plancha. Se hace rapidísimo y está muy blandita.

Recalentar

Aunque no soy nada amiga del microondas, entiendo que tiene sus adeptos. Si queremos recalentar la sepia porque nos ha sobrado, lo mejor es hacerlo a la plancha de nuevo, vuelta y vuelta. Pero si no es el caso, hay que tener mucho cuidado en el microondas, ya que es de esas comidas que estallan y nos lo dejan todo "nevado". Así que, mejor le ponéis la tapita del micro.

 

 

 

 

 

 

Ñam

© 2014 Minia García buzon@lacocinademinia.es