Paquetes de vieiras con setas

 

 

ISO, VELOCIDAD, DIAFRAGMA Y UN POQUITO DE SAL

Paquetes de vieiras con setas

Desde hace un tiempo ya no es posible comprar, por lo menos de forma legal, vieiras con concha en Galicia.

Ahora se venden ya pasadas por la depuradora y sin la concha.

Por ello ya no es factible hacer la receta de toda la vida de vieiras a la gallega, con su cebolla y jamón, ya que no saben igual servidas directamente en el plato que en una concha.

Así que hay que empezar a darle una vuelta a nuestro recetario e ir incorporando nuevas preparaciones.

Hoy os propongo esta, que es sorprendente por la mezcla de sabores de las vieiras y las setas.

Además, permite dejarlas a medio preparar y darles un toque último de sartén en el momento de servir, ideal para una comida de celebración.

Los ingredientes son:

- 2 vieiras por cada comensal

- 1 langostino por cada comensal

- Mezcla de setas al natural

- Cebolla

- Ajo

- Masa brick

- Mantequilla

- Aceite

- Reducción de vinagre de módena

 

Paso 1

Preparamos los recipientes de masa brick para nuestra preparación de vieiras.

Para ello derretimos mantequilla y pintamos con ella ambos lados de la masa brick.

La introducimos en unos moldes para magdalenas, poniéndole encima otro molde de magdalena, para evitar que se eleven y que no quede la forma de recipiente.

Llevamos al horno precalentado a 180ºC durante unos cinco minutos. Estarán en el momento en el que empiecen a dorarse.

Retiramos y reservamos.

Paso 2

Picamos muy menuda la cebolla y la sofreiremos un poco a fuego medio.

Mientras tanto vamos a picar las setas (una vez limpias) en trozos pequeños.

Las agregaremos a la cebolla una vez que esta empiece a ponerse transparente.

Paso 3

Mientras se hacen las setas con la cebolla, tenemos que tener cuidado de que no se quemen, pues amargaría el sabor final.

Paso 4

Cortamos las vieiras en tres trozos cada una y sacamos los intestinos de los langostinos, que también cortaremos en tres trozos.

Paso 5

Pasamos los langostinos y las vieiras por la sartén donde tendremos las setas y subimos el fuego para darle un choque de calor fuerte pero de unos segundos, hasta que los langostinos se pongan naranjas.

Paso 6

Pondremos esta preparación en los recipientes que habremos preparado con la masa brick.

Lo acompañamos de un poco de reducción de vinagre de módena.

Buen provecho.

 

Ñam

© 2014 Minia García buzon@lacocinademinia.es

La merluza es un pescado blanco de bajo aporte energético debido a su escaso contenido en lípidos (1,80 g. por 100 g. de producto). Se considera que un pescado es azul cuando su contenido en lípidos o grasas es igual o superiora 5g. por cada 100g. de pescado.

Así, la merluza es adecuada en dietas bajas en calorías, siempre que las técnicas culinarias que empleemos no añadan un exceso de grasa (como por ejemplo a la plancha, al horno o cocción simple).

La mejor temporada para la merluza se sitúa entre los meses de Abril y Julio, si bien a día de hoy podemos encontrarla en cualquier momento del año.

Observad que en la receta se utiliza la cola de la merluza pues, como bien apunta Minia, debemos tener cuidado con el anisakis que se encuentra, sobre todo, en la zona superior de la merluza, la más cercana al sistema digestivo. Debemos recordar que el congelado es importante para "inhabilitar" a este molesto inquilino, siempre a una temperatura igual o inferior a los 20 grados bajo cero durante al menos 24 horas.

La merluza es rica en proteínas HBV (de alto valor biológico o, dicho de otra manera, de "buena calidad"). Esto significa que contiene todos los aminoácidos en las cantidades suficientes para formar o "construír" las proteínas que nuestro organismo necesite para crear tejidos y estructuras.

Los aminoácidos son, por así decirlo, las unidades estructurales básicas o "ladrillos" de las proteínas; y el alimento que contiene todos los aminoácidos esenciales en las proporciones más equilibradas es la proteína del huevo, al que se le atribuye una proteína de valor biológico 1 (el valor más alto). Como habréis comprobado la receta incluye como ingrediente la clara de huevo (que es protéica casi en su totalidad), con lo que el valor bilógico protéico de esta receta en conjunto se ve aún más aumentado (porque se complementan los aminoácidos totales).

La merluza también contiene vitaminas del grupo B (B1, B2, B3, ácido fólico ,B12) y minerales como el fósforo, potasio, zinc, magnesio y hierro.

Es un pescado de fácil digestión (con lo cual es adecuada en casos de problemas digestivos) y de fácil aceptación por parte de los peques, pues es de sabor suave y poco pronunciado, y las espinas se pueden retirar sin demasiada dificultad (sobre todo si elegimos lomos o filetes).

Otras formas de preparar tanto la merluza como otros tipos de pescado para los peques más reticentes es en pastel o en forma de albóndigas.

Es interesante la propuesta de nuestra cocinera de acompañar esta receta con una arroz basmati , aportando una ración hidrocarbonada a la de pescado (protéica) y a la de verdura (vitamínica y reguladora). resultando un plato muy redondo.

Para terminar y no aburriros demasiado, ojo con lo que veces nos venden como lomos de merluza, que no es más que una masa elaborada muchas veces a partir de harinas de pescado, a la que se da forma de rodajas. Eso sí, sin espinas claro..... Muchas varitas de pescado son un ejemplo de este tipo de productos.

Un saludo y hasta la próxima receta.