Merluza rellena

 

 

ISO, VELOCIDAD, DIAFRAGMA Y UN POQUITO DE SAL

Merluza rellena

Es complicado hacer una dieta equilibrada para aquellos que trabajamos.

No soy nada amiga de los precocinados, así que tengo la "mala costumbre" de hacerme siembre la comida.

Por lo tanto, tengo que buscar recetas que me permitan dejar la comida preparada de un día para otro, pues llegando a las cuatro de la tarde de trabajar, lo que menos me apetece es ponerme a cocinar y, aún menos, a recoger.

Por eso me busco recetas como esta, que puedo dejar preparado el día anterior y, programando el horno, es llegar a casa y comer.

Además, aunque impresione el nombre, no lleva más de media hora prepararlo, si lo cosemos lleva un poco más, todo depende de la peripecia de cada uno.

Los ingredientes son:

- Cola de merluza de aproximadamente 1500 grs ya abierta pero con su espina- sobre todo en los meses calientes, mejor evitar la zona del estómago para no tener de compañeros a los pequeños anisakis

- 400 grs de langostinos frescos

- Media cebolla

- Medio pimiento verde

- Medio pimiento rojo

- 2 Zanahorias

- Un chupito de coñac

- Medio calabacín

- Una cucharadita de ñora picada

- Pimienta blanca

- 1 Clara de huevo

- Sal

- Aceite

- Leche ideal o nata (opcional)

 

Paso 1

Cortamos la media cebolla en dos mitades y picamos una de ellas muy menuda.

La otra mitad simplemente la cortamos un poco.

Paso 2

Limpiamos el resto de las verduras y cortamos una de las zanahorias en trozos grandes como la cebolla anterior.

El resto de las verduras las picamos bastante fino.

Paso 3

Pelamos los langostinos sin tirar las cáscaras.

Paso 4

En una olla ponemos un poco de aceite y sofreímos unos dos minutos la cebolla y la zanahoria cortadas en trozos grandes.

Agregamos los langostinos y la espina de la merluza. Dejamos un minuto al fuego y agregamos la ñora, el coñac y el agua hasta cubrir todo.

Lo dejaremos a fuego fuerte mientras continuamos con la receta, como una media hora. Si vemos que nos sale por fuera, bajamos el fuego, pero acordaros de que tiene que llegar a hervir para que se evapore el alcohol del coñac.

Paso 5

Sofreiremos el resto de las verduras picadas menudas en un wok con un poco de aceite. Podemos utilizar una sartén normal, pero lo bueno del wok es que necesitamos menos aceite y se calienta por todas partes igual, con lo que se nos harán las verduras de una forma homogénea.

Dejamos hasta que empiecen a ablandar las verduras. En ese momento agregamos un cazo del caldo anterior colado.

Como va a estar muy caliente, apagamos el fuego y agregamos los langostinos cortados en tres trozos cada uno. De esta forma no se nos van a hacer demasiado. Dejamos que enfríe.

Paso 6

Una vez frías las verduras, vamos a rellenar la merluza.

Para ello la estiramos y la salpimentamos, primero por el lado de la piel y después por el lado de la carne, de tal forma que nos quede este último hacia arriba.

Si tiene los lomos muy gordos, podemos cortárselos (como en la foto) y los picamos un poquito. Los añadimos a las verduras.

Colamos las verduras para eliminar el exceso de líquido y le agregamos la clara de huevo batida. Removemos bien y las extendemos encima de la merluza.

Tenemos dos opciones, o bien hacemos así directamente la merluza en el horno o la cerramos con ayuda de aguja e hilo. Yo voy a coserla, ya que me gusta más la presentación, pero queda bien de la otra manera.

Una vez extendida la verdura y los langostinos por encima de la merluza, la cerramos y cosemos por el borde, introduciendo la aguja desde la carne y no desde la piel, tal y como aparece en la foto.

Truco para coser la merluza:

Con la merluza abierta del todo, iremos pasando el hilo de dentro para afuera por el borde, e iremos alternando bordes, como si de unos cordones de zapato se tratara. No apretaremos hasta que el hilo llegue a la mitad de la merluza. Quedará, pues, el hilo haciendo zigzag, como en la foto.

Una vez que lleguemos hacia la mitad de la merluza, vamos tirando del hilo para apretar como los cordones de los zapatos, hasta llegar al punto en el que estamos con la aguja. Acabaremos el resto de la merluza de la misma manera.

Paso 7

Pasamos el caldo por un chino o por un colador, según se tenga.

Es preferible el chino porque podemos sacar con ayuda de un cucharón o del mortero especial para chino todo el jugo de las cabezas de los langostinos.

Paso 8

Una vez cerrada la merluza, le echamos un cucharón de caldo y un chorro de aceite por encima.

En caso de que queramos dejar la comida preparada de un día para otro, aquí pararíamos en nuestra preparación de la víspera.

Lo único que tendríamos que hacer el día siguiente es acabar de hacer la merluza en el horno, eso sí, vamos a guardar la merluza rellena en la nevera, no vaya a ser que se nos estropee toda.

Paso 9

Con el horno a 200ºC coceremos la merluza entre 30 y 40 minutos, depende del tamaño. Sabremos que está cuando, al abrirla, está toda blanca.

Acompañaremos la merluza con el caldo. Si queremos podemos reducirlo con leche ideal o con nata, que le dará otro sabor y otra textura, pero esto ya es para gustos.

Un buen acompañamiento para este plato es un arroz basmati.

Buen provecho

 

Los consejos de Gemma

La merluza es un pescado blanco de bajo aporte energético debido a su escaso contenido en lípidos (1,80 g. por 100 g. de producto). Se considera que un pescado es azul cuando su contenido en lípidos o grasas es igual o superiora 5g. por cada 100g. de pescado.

Así, la merluza es adecuada en dietas bajas en calorías, siempre que las técnicas culinarias que empleemos no añadan un exceso de grasa (como por ejemplo a la plancha, al horno o cocción simple).

La mejor temporada para la merluza se sitúa entre los meses de Abril y Julio, si bien a día de hoy podemos encontrarla en cualquier momento del año.

Observad que en la receta se utiliza la cola de la merluza pues, como bien apunta Minia, debemos tener cuidado con el anisakis que se encuentra, sobre todo, en la zona superior de la merluza, la más cercana al sistema digestivo. Debemos recordar que el congelado es importante para "inhabilitar" a este molesto inquilino, siempre a una temperatura igual o inferior a los 20 grados bajo cero durante al menos 24 horas.

La merluza es rica en proteínas HBV (de alto valor biológico o, dicho de otra manera, de "buena calidad"). Esto significa que contiene todos los aminoácidos en las cantidades suficientes para formar o "construír" las proteínas que nuestro organismo necesite para crear tejidos y estructuras.

Los aminoácidos son, por así decirlo, las unidades estructurales básicas o "ladrillos" de las proteínas; y el alimento que contiene todos los aminoácidos esenciales en las proporciones más equilibradas es la proteína del huevo, al que se le atribuye una proteína de valor biológico 1 (el valor más alto). Como habréis comprobado la receta incluye como ingrediente la clara de huevo (que es protéica casi en su totalidad), con lo que el valor bilógico protéico de esta receta en conjunto se ve aún más aumentado (porque se complementan los aminoácidos totales).

La merluza también contiene vitaminas del grupo B (B1, B2, B3, ácido fólico ,B12) y minerales como el fósforo, potasio, zinc, magnesio y hierro.

Es un pescado de fácil digestión (con lo cual es adecuada en casos de problemas digestivos) y de fácil aceptación por parte de los peques, pues es de sabor suave y poco pronunciado, y las espinas se pueden retirar sin demasiada dificultad (sobre todo si elegimos lomos o filetes).

Otras formas de preparar tanto la merluza como otros tipos de pescado para los peques más reticentes es en pastel o en forma de albóndigas.

Es interesante la propuesta de nuestra cocinera de acompañar esta receta con una arroz basmati , aportando una ración hidrocarbonada a la de pescado (protéica) y a la de verdura (vitamínica y reguladora). resultando un plato muy redondo.

Para terminar y no aburriros demasiado, ojo con lo que veces nos venden como lomos de merluza, que no es más que una masa elaborada muchas veces a partir de harinas de pescado, a la que se da forma de rodajas. Eso sí, sin espinas claro..... Muchas varitas de pescado son un ejemplo de este tipo de productos.

Un saludo y hasta la próxima receta.

 

 

Ñam

© 2014 Minia García buzon@lacocinademinia.es