Musaca

 

 

ISO, VELOCIDAD, DIAFRAGMA Y UN POQUITO DE SAL

Musaca

 

 

Aunque la he etiquetado como comida griega, se extiende a gran parte de los países de los Balcanes y Medio Oriente.

Por lo tanto, es una receta sujeta a muchas variaciones. En vez de berenjenas, en algunos países la hacen con patatas, o hasta sustituyen la carne por verduras.

También hay quien la sirve fría.

Por lo tanto, esta no es una receta exclusiva de la musaca, sino que es mi propia interpretación.

 

 

 

 

 

Los ingredientes son:

- 2 berenjenas

- 1 Cebolla

- 500 grs de carne picada- aquí puede ser al gusto del consumidor: ternera, mezcla de ternera y cerdo, cordero,...

- 1 lata de tomate triturado

- 1 vaso de vino tinto

- Hierbabuena

- Pimienta negra

- Canela

- Salvia

- Orégano

- Azúcar

- 60 grs. harina

- 60 grs. de mantequilla o aceite

- 1 litro de leche entera

- Nuez moscada

- Sal

 

Paso 1

La berenjena, para cualquier preparación, tiene que sudar, sino va a conservar el sabor agrio.

Para ello, limpiamos la berenjena y hacemos láminas de un centímetro de grosor, aproximadamente.

La ponemos en una fuente y le echamos bastante sal. Mezclamos bien y dejamos que repose unos 20 minutos.

Pasado ese tiempo deberá desprender un líquido tostado, como en la foto.

Paso 2

Lavamos muy bien la berenjena, para eliminar la sal y la secamos con paños limpios o con papel de cocina.

Ahora podemos proceder de dos maneras diferentes, según gustos: o bien freímos las rodajas de berenjena en aceite, o bien la metemos al horno, a 180 ºC, con unas pincelas de aceite. En ambos casos estará lista la berenjena cuando empiece a dorarse por ambos lados.

Reservamos la berenjena.

Paso 3

Preparamos la salsa. Para ello picamos muy fina la cebolla y la vamos pochando en aceite a temperatura media hasta que se ponga transparente. Una vez que esté lista la cebolla, añadimos la carne picada. Dejamos que blanquee y agregamos el vino, la hierbabuena, la pimienta negra, canela, salvia, orégano y azúcar. (Yo pongo una cucharada de postre de cada una de las especias, aunque tengo que admitir que le meto un poquito más de la canela, para darle el sabor oriental, pero esto lo dejo al gusto del consumidor).

Dejamos que se vaya haciendo poco a poco, agregando de vez en cuando el tomate, hasta acabar la lata. Nos puede llevar una hora a fuego medio. Al final le añadiremos la sal, sino hará que se seque mucho la salsa.

Paso 4

Haremos una bechamel.

Para ello llevamos a ebullición la leche.

En una sartén derretiremos la mantequilla y le agregaremos la harina. Removeremos bien y dejaremos que coja un color dorado, sino, va a saber a harina cruda.

Una vez que esté dorada, le agregamos la leche hirviendo, poco a poco y removiendo sin parar. Hay que bajar el fuego para evitar que nos salga por fuera.

Agregamos la sal y la nuez moscada y dejamos que se vaya haciendo la bechamel por espacio de unos 20 minutos sin dejar de remover.

Paso 5

Montamos la musaca.

Para ello ponemos en el fondo de la fuente una capita fina de bechamel.

Encima ponemos unas rodajas de berenjena, como si estuviéramos montando una lasaña.

Encima de la capa de berenjena, pondremos una capa de la salsa hecha con la carne.

La cubriremos de otra capa de berenjena.

Encima de esta pondremos una capa con una mezcla de la bechamel y la salsa de carne.

Cubrimos con berenjena.

Acabamos la musaca con una capa de bechamel. Si queremos, podemos espolvorear queso parmesano.

Paso 6

Metemos la musaca en el horno precalentado a 180 ºC durante unos quince minutos.

Para que quede dorado el queso, pondremos al final de la cocción el grill de horno, controlando para que no se nos queme.

Al final quedará con esta pinta:

Buen provecho.

 

 

 

 

 

Ñam

© 2014 Minia García buzon@lacocinademinia.es