Tarta de cumpleaños

 

 

ISO, VELOCIDAD, DIAFRAGMA Y UN POQUITO DE SAL

Tarta de cumpleaños

No nos engañemos.

A los niños la única tarta de cumpleaños que les gusta es la de toda la vida, la de galletas y chocolate... bueno, a los padres también.

Se puede variar la decoración, que si con Lacasitos, con chocolate blanco como en este caso, con crema, etc, pero al final, no nos compliquemos, la más fácil y rápida y la que no va a defraudar.

 

 

 

 

 

Los Ingredientes son:

- 150 grs de mantequilla a temperatura ambiente

- 120 grs de azúcar

- 4 huevos y dos claras

- Sal

- Galletas tostadas (tipo María, pero con forma cuadrada o rectangular) Lo de la cuadratura del círculo es para otros menesteres.

- Leche

- Una tableta de chocolate para cocinar

- Media tableta de chocolate blanco

- Medio vaso de nata

 

Paso 1

Deshacemos el chocolate para cocinar al baño María.

Dejamos que enfríe lo suficiente como para no quemar el dedo al probar la temperatura.

Paso 2

Batimos la mantequilla con el azúcar hasta que quede a punto de pomada (osease, que quede blanca y con textura de pomada, sí, de las de las picaduras de mosquito).

Paso 3

Agregamos las yemas y seguimos batiendo hasta que queden bien mezcladas. Entonces añadimos el chocolate derretido pero que no queme, sino cocería las yemas y derretiría la mantequilla y nuestra tarta de cumpleaños acabaría en desastre.

Paso 4

Batimos las claras a punto de nieve con un pelín de sal.

Paso 5

Agregamos la mezcla a las claras en movimientos envolventes con la ayuda de unas varillas para que no se licúen las claras.

Paso 6

Ahora comenzamos el montaje.

Como si fuera una lasaña iremos poniendo por capas las galletas mojadas en leche y la crema de chocolate. Hay que tener mucho cuidado con las galletas, ya que se deshacen con facilidad y si quedan muy blandas no queda rica la tarta.

Acabaremos con una capa de galletas.

Paso 7

En el caso de la tarta de la fotografía, la capa de arriba de todo está hecha con chocolate blanco derretido en nata. Realmente no queda blanco, sino que queda transparente, pero el sabor recuerda al de la leche condensada, de hecho hubo mucha gente que creyó que lo era.

Buen provecho y buen cumpleaños

 

 

 

Ñam

© 2014 Minia García buzon@lacocinademinia.es