Tarta de kiwi y tamarillo

 

 

ISO, VELOCIDAD, DIAFRAGMA Y UN POQUITO DE SAL

Tarta de kiwi y tamarillo

 

Sinceramente, no eres el único o única que no conoce el tamarillo.

Yo hasta hace unos días, tampoco.

Pero mi buena vecina María Pantojo, me los trajo el otro día.

Cualquier día nos detienen a las dos en el rellano del piso por tráfico gastronómico. Últimamente no hacen más que ir y venir platos de una casa para otra.

Bueno, íbamos al tamarillo. También se llama tomate de árbol y es originario de Perú (el de la foto de abajo).

El sabor es muy parecido al kiwi, aunque más ácido.

Por ello pensé en hacerlo con esta crema pastelera, ya que con el dulzor de la misma compensa el ácido del tamarillo, y el resultado es refrescante y sorprendente.

 

 

Los Ingredientes son:

- Una lámina de masa de hojaldre

- 1 kiwi

- 2 tamarillos

- 100 grs de azúcar

- 500 grs de leche entera

- 60 grs de maicena

- Monda de medio limón

- Monda de una naranja

- 3 huevos enteros

 

Paso 1

Primero prepararemos la base de la tarta. Estiramos la masa de hojaldre sobre la fuente en la que la vayamos a servir, poniendo un papel de horno debajo para evitar que se quede pegada.

Pinchamos con un tenedor por la superficie y pondremos unos garbanzos o habas (de los grandes, que pesen). Esto será para evitar que se levante la masa.

Lo mejor es tener unos ya preparados para ello, ya que es una pena tirarlos de cada vez. Es importante que sean de piel gruesa, ya que si no se puede pegar en la masa.

Meteremos la masa en el horno precalentado a 180 ºC durante unos 20 minutos. Estará en el momento en el que se dore por los bordes.

Paso 2

Preparamos la crema pastelera.

Batimos los huevos y los mezclamos con el azúcar y la leche. Los pondremos a fuego medio y vamos agregando poco a poco la maicena, para evitar que se hagan grumos. Al final añadimos las mondas de limón y naranja.

Paso 3

Estará lista la crema cuando espese lo suficiente como para que, al levantar la cuchara en horizontal, ofrezca resistencia la crema. Retiramos las mondas.

La echaremos encima de la masa de hojaldre ya lista con la precaución de colar la crema. A veces quedan grumos que nos pueden fastidiar el sabor.

Paso 4

Pelamos los tamarillos y los kiwis y los cortamos en láminas. Los pondremos encima de la crema pastelera.

Si queremos que tenga más sabor a fruta, podemos cortar menudo algún kiwi o tamarillo más y mezclarlo a la crema pastelera.

Buen provecho

 

 

Ñam

© 2014 Minia García buzon@lacocinademinia.es