Pepparkakor

 

 

ISO, VELOCIDAD, DIAFRAGMA Y UN POQUITO DE SAL

Pepparkakor

 

Esta es una de las recetas que guardo con más cariño.

Me la dio hace años Gunilla Vickberg, sueca de nacimiento y gallega de adopción. Gracias a ella y a su hija, Cris, he podido conocer algo de Suecia, que no solo es Ikea.

Cuando llegaba la navidad siempre tenía en su casa estas gallegas, y poco a poco fueron formando parte de mis recuerdos navideños.

Por desgracia, ya no está para poder ver su receta en la red, pero sí su hija, que es quien, haciendo un homenaje a su madre, nos enseña en la foto las pepparkakor.

El recuerdo que tengo de Gunilla es de una persona tremendamente solidaria y con apariencia serena. Te relajaba sólo mirar para ella. Parecía que tenía todo controlado en cada momento.

Así que, gracias a Gunilla os puedo ofrecer esta receta de galletas suecas de navidad.

 

 

Los ingredientes son:

-1 dl y medio de miel

- 200 grs de azúcar

- 200 grs de mantequilla

- 1 dl y medio de nata

- 1 cucharada de jengibre molido

- 1 cucharada de canela molida

- Media cucharada de clavo molido

- 600 grs de harina

- 1 cucharada de bicarbonato

 

Paso 1

Se pone la miel, el azúcar y la mantequilla a fuego medio hasta que se deshaga el azúcar y esté toda la mezcla homogénea.

Paso 2

Se le añade la nata y las especias y se remueve. En mi caso, como no tenía clavo molido, lo machaqué en un mortero y le agregué la nata. Esta mezcla fue la que añadí a la anterior y después la pasé por un colador, para eliminar los trozos grandes del clavo.

Si encontráis el clavo ya molido, os ahorrais este proceso.

Paso 3

Añadimos el bicarbonato y un poco de harina. Vamos mezclando bien y vamos añadiendo la harina poco a poco.

Tiene que quedar una masa que no se pegue en las manos.

Paso 4

Pondremos la masa en un bol y la tapamos con un film transparente. La dejaremos en la nevera una noche.

Paso 5

Al día siguiente sacamos la masa de la nevera y la vamos a estirar.

Echamos harina en la superficie de la mesa y estiramos con un rodillo hasta que quede prácticamente transparente la masa.

Aunque nos parezca muy fina, en el horno va a crecer, y cuando más finas sean estas galletas, más ricas estarán.

Os aviso: os van a quedar agujetas por un par de días, ya que la masa está muy dura y da su trabajo estirar.

Para aquellos que tengáis un rodillo de los que se pueden calentar con agua caliente (se introduce a través de una abertura especial), es el ideal para esta receta.

Paso 6

Una vez estirada la masa, la vamos cortando con el cortapastas y la ponemos sobre una lámina de papel para horno.

Las meteremos en el horno precalentado a 170ºC durante unos 10 mintuos. Sabremos que están cuando empiecen a coger un color marrón intenso.

Buen provecho y feliz navidad

 

 

 

 

 

 

Ñam

© 2014 Minia García buzon@lacocinademinia.es