Nubes

 

 

ISO, VELOCIDAD, DIAFRAGMA Y UN POQUITO DE SAL

Nubes caseras

Nunca se me habría ocurrido hacer este postre si no fuera porque Noelia, la prima de mi chico, nos las hiciera. Bueno, realmente se las hizo a mi hijo, con motivo de una dieta "blanda" que tenía que seguir.

El estaba convencido de que la dieta blanda le permitía comer nubes, no hay más blando ¿no?. El caso es que a Noelia le hizo mucha gracia esta convicción y por ello no dudó en hacerle un postre adaptado a la dieta.

El caso es que, tras mi recelo inicial, las probé y me quedé enganchada. Nada que ver con las que venden por ahí.

Así que, gracias a Noelia, las he incorporado a mi recetario.

A priori puede resultar algo complicado esto de las nubes, pero no es más que batir gelatina como si claras a punto de nieve se tratase.

 

Los Ingredientes son:

- 20 grs de gelatina neutra en polvo o 12 láminas

- 1 sobre de gelatina de sabor fresa o frambuesa

- 300 grs. de azúcar

- 250 grs de agua

- 3 cucharadas de postre de concentrado de frambuesa

- Maizena y azúcar glass para el rebozado

 

Paso 1

Dividimos el agua en dos cazos a partes iguales, osease, 125 grs en cada uno.

En un cazo pondremos la gelatina a hidratar, lo que llevará cinco minutos.

En el otro cazo le agregaremos al agua los 300 grs. de azúcar y el concentrado de frambuesa. Lo llevamos a ebullición removiendo sin parar.

Paso 2

Una vez que hierva el azúcar con el agua y la frambuesa, lo echaremos en el cazo en el que tenemos la gelatina con el agua.

Lo llevamos de nuevo a ebullición sin dejar de remover.

Una vez que hierva, en ese mismo momento, pues no debe hervir más de un par de segundos, lo retiramos y lo ponemos en un bol amplio hasta que se enfríe, sobre una hora. Tampoco hay que dejarlo mucho más, sino se cuaja y ya no se puede hacer.

Paso 3

Mientras se enfría podemos preparar la fuente en la que vamos a extender posteriormente la preparación.

La fuente que he usado es de 23x33 centímetros.

Le colocaremos a la fuente papel de cocina como en la receta del pastel de espárragos. Una vez listo el papel, espolvorearemos la mezcla de la maizena y el azúcar glass hasta cubrir la superficie.

Paso 4

Batimos la gelatina con una batidora de varillas durante diez minutos, ni más, ni menos. Vemos que está lista cuando ya no se blanquea más.

Una vez batida, hay que echarla rápidamente en la fuente que ya tenemos preparada, sino corremos el riesgo de que se nos hagan grumos.

Espolvorearemos por encima la mezcla de maizena y azúcar y dejaremos reposar durante doce horas.

Paso 5

Cortamos las nubes, o bien con un cuchillo, haciendo cuadrados, o bien con cortadores de pastas.

Posteriormente las pasaremos por la mezcla del azúcar y la maizena para que no se pegue y sacudiremos bien.

El resultado es increíble.

Buen provecho.

 

 

 

Ideas para Halloween:

En mi barrio se celebra el Halloween, o Samain como es en Galicia, y los niños van pidiendo chuches por las casas. Pues en la mía no podía ser de otra manera, las chuches se hacen.

En este caso hemos hecho las lápidas del cementerio con nubes. Le he agregado un tinte comestible azul y las he hecho con forma de lápida.

También podéis hacer dedos de brujas con las galletas de nata.

 

 

Ñam

© 2014 Minia García buzon@lacocinademinia.es