Galletas bicolor

 

 

ISO, VELOCIDAD, DIAFRAGMA Y UN POQUITO DE SAL

Galletas bicolor

 

 

 

 

 

 

 

Que divertido es cocinar con niños. Pero aún más cuando metes colores por medio y juegas a que eres un químico en su laboratorio.

Además, van viendo como la mezcla de colores dan como resultado otros, así que resulta una clase de pintura muy práctica.

En mi caso he utilizado tres colores base: rojo, amarillo y azul. Y con la mezcla de ellos, hemos conseguido el verde y el lila, aunque como resultado de la acción del horno quedó marrón.

En sí la base de la receta es una galleta de mantequilla, pero os puedo asegurar que da mucho juego, aparte de estar buenísima.

 

Los ingredientes son:

- 170 grs de mantequilla a temperatura ambiente

- 150 grs de azúcar

- 1 huevo

- 150 ml de leche

- 500 grs aproximadamente de harina

- Un sobre de levadura

- Tinte comestible

 

Paso 1

Mezclamos la mantequilla con el azúcar y batimos hasta el punto de pomada, que viene a ser que está todo blanco y espumoso.

Paso 2

Agregamos el huevo y la leche y batimos hasta que estén totalmente mezclados.

Paso 3

Poco a poco vamos agregando la harina tamizada junto con la levadura hasta que quede una masa que se separe de las manos.

Envolvemos en un film transparente y dejamos en la nevera una media hora

Paso 4

Separamos la masa en cuatro trozos iguales y les echamos tinte hasta obtener el color que queremos. Hay que tener en cuenta que los tintes son líquidos, con lo que nos va a ablandar algo la masa, con lo que probablemente haya que agregar más harina.

Paso 5

Con la ayuda de un rodillo, estiramos las masas en forma de rectángulos.

Pondremos una masa de un color sobre otra de un color diferente y vamos enrollando. Quien tenga esterilla para hacer sushi se puede ayudar de ella para que quede mejor enrollada.

Una vez que tenemos los rollos listos, meteremos en la nevera durante otra media hora, para que endurezca la masa en esta posición y no se deforme en el momento de cortar.

Paso 6

Cortamos la masa en rodajas de un centímetro de grosor y las dispondremos en una bandeja para horno.

Las meteremos en un horno precalentado a 180ºC durante unos 15-20 minutos. Veremos que las pastas empiezan a coger un color dorado.

Retiramos y dejamos enfriar.

Buen provecho

 

 

 

 

 

 

 

Ñam

© 2014 Minia García buzon@lacocinademinia.es