Bizcocho integral

 

 

ISO, VELOCIDAD, DIAFRAGMA Y UN POQUITO DE SAL

Bizcocho integral

 

En casa nunca habíamos usado harina integral, hasta que mi chico se puso mal de las articulaciones en general.

Después de mucho tiempo de pasarlo realmente mal, investigando por la nube, que lo que no hay por ahí, no existe, descubrió que había muchos escritos sobre la alimentación y las articulaciones.

Parece ser que los oxalatos, además de impedir la absorción del calcio, se depositan en las articulaciones en forma de cristales produciendo daños en las mismas. Alimentos ricos en oxalatos con los cuales los artríticos deberían ser prudentes son: el ruibarbo, las espinacas o la remolachas.

Por lo tanto, ya quedaba descartado el azúcar derivado de la remolacha.

Además, parece ser que la harina refinada tampoco es buena para estas dolencias, con lo que decidimos sustituirla por la harina integral.

Después de todos estos cambios, la famosa receta de bizcocho de yogur que se hacía en casa casi semanalmente, hubo que modificarla.

Por lo tanto, en vez de azúcar blanco, pasamos a usar azúcar de caña (cuidado, que algunos son simplemente azúcar teñido), la harina de trigo sustituirla por harina integral y el yogur normal por yogur sin lactosa.

Con lo cual, tuve que adaptar mi receta de bizcocho a esta nueva alimentación. Pero el resultado casi es mejor que el original. Os recomiendo que lo probéis.

 

 

 

Los ingredientes son:

- 5 huevos

- 1 yogur sin lactosa (aunque saber, saber, sabe mejor con yogur griego). Hay gente que lo hace con yogur sabor limón, pero a mí, personalmente, me gusta más con yogur natural.

- 3 vasos de yogur de harina integral.

- 2 vasos de yogur de azúcar moreno

- 1 vaso de yogur de aceite de girasol (el de oliva es muy fuerte de sabor)

- 1 cucharada de levadura

 

 

Paso 1

Con los huevos a temperatura ambiente, separamos las yemas y las claras. Montamos las claras a punto de nieve.

Paso 2

Mezclamos el yogur, el aceite de girasol, las yemas, la harina, el azúcar y la levadura. Batimos todo muy bien hasta que quede una crema homogénea.

Paso 3

Añadimos la preparación anterior a las claras montadas, con movimientos envolventes y suaves de abajo a arriba.

Paso 4

Metemos en el horno precalentado a 180 ºC durante unos 40 minutos. Vamos pinchando con un cuchillo hasta que nos salga limpio de todo.

Buen provecho

 

 

 

Truco para cocinar los bizcochos

Para que un bizcocho quede bien, hay que seguir una serie de mandamientos, en este caso voy a ser generosa y van a ser sólo 6:

- Antes de introducir el bizcocho en el horno, lo dejaremos enfriar en la nevera unos 20 minutos.

- No abrirás el horno durante los primeros 30 minutos

- Utilizarás la bandeja de rejilla

- Situarás el bizcocho en medio del horno

- Utilizarás la función de calor arriba y abajo, pero no la de ventilador

- Probarás que está hecho con un cuchillo fino clavándolo hacia el medio del bizcocho que no salga manchado. ¡¡¡Pero no antes de los 30 minutos!!

 

 

 

 

Ñam

© 2014 Minia García buzon@lacocinademinia.es