Bizcocho de tamarillo

 

 

ISO, VELOCIDAD, DIAFRAGMA Y UN POQUITO DE SAL

Bizcocho de tamarillo y chocolate

 

El bizcocho es de las recetas más versátiles que conozco.

Tanto se puede hacer un bizcocho dulce como uno salado, o sino que se lo digan a mi prima bizpireta.

Eso sí, hay que tener en cuenta unos ingredientes básicos para poder hacerlo:

- Harina (aquí podemos introducir variaciones, puede ser integral, de trigo, de maíz (¡pero no maizena!), de nuez, de castaña, etc. También se pueden mezclar harinas, o bien se puede sustituir una parte de harina por colacao (que ya lleva harina en la composición, aunque no el Nesquik o el cacao puro)..

- Azúcar. Si vamos a hacer un bizcocho dulce, usaremos azúcar, claro, aunque puede ser blanco, moreno, stevia,...

- Algo de grasa. Para que salga un bizcocho esponjoso, necesitamos algo de grasa. En este caso podemos usar aceite de girasol, de oliva (que será más potente en sabor), mantequilla, manteca, margarina (aunque no soy nada amiga de usarla), nata, ...

- Huevos. En algunos casos se pueden sustituir los huevos por plátano, a razón de medio plátano por huevo. Mi consejo es que, en caso de usar huevos, siempre, siempre, siempre, montemos las claras con un pellizco de sal. De esta forma conseguiremos que el bizcocho no esté apelmazado.

- Levadura. Cuidado con ella pues es traicionera. Si se echa poca, no sube bien el bizcocho (aunque si tenemos las claras muy bien montadas siempre es una ayuda), y si se echa mucha el bizcocho cogerá un cierto sabor a picorcillo tipo bebida carbonatada que no es nada agradable. Aunque hay en algunos casos en los que no es necesario echar mano de la levadura, como en el caso de mi bizcocho favorito, el Angel Cake.

Con estas nociones básicas, ya tenemos un punto de partida para hacer cualquier bizcocho.

Podemos inventarlo con los ingredientes que querramos. En este caso he hechado mano de nuevo a los tamarillos, mi gran descubrimiento de este año.

 

Los ingredientes son:

- 200 grs de azúcar

- 200 grs de harina

- Sal

- Levadura

- 5 huevos

- 100 grs de aceite de girasol

- 4 tamarillos

- Chocolate en pepitas

 

 

Paso 1

Separamos las yemas y las claras.

Paso 2

Montamos las claras a punto de nieve con una pizca de sal

Paso 3

Mezclamos las yemas con el azúcar y batimos hasta que coja un color blanquecino.

Paso 4

Poco a poco vamos añadiendo a las yemas la harina, la levadura, el aceite, los tamarillos cortados en trozos pequeños y las pepitas de chocolate.

Paso 5

Incorporamos esta preparación a las claras montadas con movimientos envolventes para evitar que se deshagan las burbujas de aire.

Paso 6

Echamos la preparación en un molde de silicona y metemos en el horno precalentado a 180 ºC durante unos 40 minutos.

 

 

Los mandamientos de los bizcochos:

Para que un bizcocho quede bien, hay que seguir una serie de mandamientos, en este caso voy a ser generosa y van a ser sólo 6:

- Antes de introducir el bizcocho en el horno, lo dejaremos enfriar en la nevera unos 20 minutos.

- No abrirás el horno durante los primeros 30 minutos

- Utilizarás la bandeja de rejilla

- Situarás el bizcocho en medio del horno

- Utilizarás la función de calor arriba y abajo, pero no la de ventilador

- Probarás que está hecho con un cuchillo fino clavándolo hacia el medio del bizcocho que no salga manchado. ¡¡¡Pero no antes de los 30 minutos!!

 

 

 

 

Ñam

© 2014 Minia García buzon@lacocinademinia.es