Pudin de pan

 

 

ISO, VELOCIDAD, DIAFRAGMA Y UN POQUITO DE SAL

Pudin de pan

No nos gusta nada tirar los restos de comida, y aún menos, el pan.

Con el se pueden hacer infinidad de cosas, como sopas de ajo, pan rallado, este pudin,...

En este caso lo he hecho con pan integral, ya que es el que se usa en casa, pero se puede hacer con pan bimbo, con pan blanco, con croissants, con magdalenas,... es decir, con cualquier cosa que nos sobre.

Lógicamente, variará un poco el sabor, pero hay que experimentar.

 

 

Los Ingredientes son:

 

- 200 grs de pan del día anterior

- 4 huevos

- 1/2 litro de leche entera

- 140 grs de azúcar

- 1 cucharada de café de esencia de vainilla

- Ralladura de un limón

 

 

Los ingredientes para el caramelo son:

- 7 cucharadas de azúcar

- 4 cucharadas de agua

- Unas gotas de zumo de limón

 

 

Paso 1

Rallamos el limón con un rallador fino para evitar que vaya la parte blanca, que le da el amargor.

 

Paso 2

Ponemos la leche a fuego medio hasta que empiece a hacer burbujas. En ese momento le agregamos la ralladura de limón.

Dejamos que se infusione, es decir, que se haga a fuego muy suave, durante cinco minutos.

Dejamos enfriar un poco.

 

Paso 3

Batimos los huevos y agregamos el azúcar. Seguimos batiendo hasta que blanquee.

Agregamos la leche colada y removemos muy bien.

 

Paso 4

Cortamos el pan en trozos muy pequeños. El pan no puede estar tan duro que no se pueda partir con la mano. Le añadimos la preparación anterior y dejamos que se ablande el pan hasta que se haga una masa homogénea. Para eso no puede estar fría del todo la leche. Si queremos que no se note el pan podemos usar una batidora, aunque es preferible dejarlo una noche entera. De esta forma no quedaría tan apelmazado.

 

Paso 5

Ponemos en el horno una bandeja con agua. Cuidado, acordaros del teorema de Arquímedes y dejad un espacio para la fuente.

Ponemos el horno a 200 hasta que hierva el agua. Mientras, podemos hacer el caramelo

 

Paso 6

Para hacer el caramelo, pondremos en una sartén el azúcar con el agua y las gotas de limón. Mezclamos bien.

Sin remover y a fuego medio dejamos que empiece a hacer burbujas. En ese momento removemos con una cuchara pero mejor de madera o con mango de plástico, sino nos podemos quemar, ya que el caramelo alcanza temperaturas muy elevadas.

No pretendamos apurar este paso subiendo la temperatura pues se evaporara el agua y no se hará el caramelo.

Sabremos que está cuando coge un color tostado.

Para limpiar la sartén y la cuchara una vez seco el caramelo, lo mejor es echarle agua y llevarla a ebullición. De esta manera se deshará el caramelo sin ningún esfuerzo.

 

Paso 7

Echamos el caramelo en el molde y lo movemos hasta que quede el fondo y parte de las paredes impregnadas. Esto hay que hacerlo rápido, sino el caramelo solidifica.

Cuidado, no os queméis, ya que alcanza los 150 grados y el calor normalmente traspasa el molde, con lo que cuidado donde tocáis.

Por cierto, normalmente se hace este pudin en un molde rectangular, que por algo se llama molde de pudin.

 

Paso 8

Echaremos en la fuente la crema y la pondremos en la bandeja de horno con el agua hirviendo. Este paso también es bastante peligroso, así que mejor usamos guantes y no nos acerquemos demasiado, ya que puede saltar el agua.

Ahora lo dejaremos en el horno al baño María tapado con un papel albal a 180º C durante unos 45 minutos o hasta que esté cuajado, lo que se sabe probando a introducir un cuchillo y que salga limpio.

 

Lo mejor es dejar pasar entre 24 y 48 horas para comerlo.

 

Buen provecho

 

 

 

 

Ñam

© 2014 Minia García buzon@lacocinademinia.es